El palo y la zanahoria

El avance tecnológico es inevitable, porque el humano siempre utiliza su mejor herramienta para evolucionar: el cerebro.

Acumular conocimiento no es suficiente, es necesario hacer uso de éste, y ese proceso tiene como producto final el entendimiento, más importante que la acumulación de datos.

Hagamos un ejercicio. Recuerda la sociedad, la cercana a ti, antes del 2010, o más aún, antes del 2000. Imagina que yo te encontrara en esos años y te contara la tecnología de hoy, y te dijera que en pocos años, tendremos teléfonos móviles que entran en la palma de la mano, y que les hablas para dar órdenes, te guían con tecnología de geolocalización, y que te puedes comunicar con cualquier persona del mundo en forma instantánea y todo ello con (relativamente) poco dinero. Seguramente me habrías dicho que deje de mirar películas de ciencia ficción.

Ni que hablar, si te contara que para el año 2030, tendremos una tecnología global descentralizada para el comercio minorista entre pares (p2p), donde personas que no se conocen, desde cualquier lugar del mundo, podrán realizar tratos, sin intermediación de terceros, con identidad descentralizada que cada uno gestiona para mantener una reputación de conducta crediticia y comercial, compartiendo lo necesario para preservar la privacidad, con transmisión de información de punto a punto y sin contar con intermediarios, o empresas que se autogobernarán con contratos inteligentes, que gestionarán su logística de inventario y ventas a través de redes inteligentes, enviando órdenes de abastecimiento, cobro y pago, entre tantos otros avances.

Las comunicaciones avanzaron en forma acelerada con la herramienta de internet web 1.0 (estática) en los años 2000, la web 2.0 (interactiva), en la década del 2010, o la web 3.0 (aplicaciones, y blockchain) en este decenio que será revolucionaria, y muchos disfrutaremos de ella, pero como la luna, tiene su lado oscuro.

La tecnología de las comunicaciones le dio mucho poder a la gente, pero mucho más al poder central. Cuando hablo de poder central, no solo me refiero a los políticos de turno, sino más importante, al establishment, perdurable en el tiempo, institucionalizado. La información concentrada que el poder central tiene sobre toda la sociedad, sus gustos, ideologías y forma de pensar (análisis big data), es de preocupar.

Imagina lo que traerá la IA (inteligencia artificial). Es muy interesante nuestro futuro cercano, como peligroso en el sentido que estoy definiendo.

Veamos:

a- Blockchain apuesta por la descentralización
b- La IA apuesta por la inteligencia de redes
c- IoT apuesta por la autonomía de los dispositivos

a + b + c = ¿apuesta por?
Piensa seriamente en ello.

La combinación es la descentralización de la inteligencia, transmitida en redes, provocando el autoaprendizaje (Machine Learning) y dando mayor autonomía a los dispositivos.

Vuelve a pensarlo.

Habrá a quienes los inquiete, y a otros, los entusiasme.

¿Te quedarías solo con el cuchillo de uso doméstico para trozar alimentos?
¿Prescindirías del invento de la sierra que tiene el carnicero para trozar las piezas grandes con hueso?
La segunda tecnología es muy útil, pero más peligrosa que la primera.
Luego, evolucionemos. Un láser que secciona las piezas sin nada de desperdicio, sin dañarlas, cauterizando el corte, por lo cual no hay tanta “suciedad”. pero claro, es un láser, sabemos lo peligroso que es.

Podríamos debatir un rato largo sobre la evolución tecnológica, sus pros y sus contras. Pero la realidad, sabemos que no es esa, sino que la evolución tecnológica se incrementará, y con crecimiento exponencial.

Entonces, para no “perder el tiempo” en una discusión filosófica, seamos pragmáticos, y entendamos cómo vamos a desarrollarnos en la tecnología que se viene de cara a los próximos 20 años, que si bien desconocemos cabalmente, sabemos que se viene. ¿Habías pensado en el año 2000 que hoy estarías haciendo pagos con dinero electrónico?

El límite de la IA, como el avance de toda la tecnología, es “la moralidad”.
Cada vez tenemos menos de “ese valor” en la sociedad, por eso, el cuchillo de mi ejemplo, en manos de un mono salvaje, y el humano atado a un árbol, no es una buena combinación.

En cambio, la descentralización tiene más bondades que defectos, en términos genéricos, porque el principal concepto de base que tiene es la distribución de poder en desmedro de la concentración.

Bajo ese concepto es que quieren infundir miedo (FUD) para controlar el “casino especulativo” que se desarrolla en torno a la industria cripto.

El poder central está fomentando eso, y lo hará más, ¿por qué?, porque les conviene tenernos distraídos con el dinero en lugar de dejarnos ver (y pensar) sobre todos los beneficios que tiene la blockchain como herramienta p2p.

Más aún, es la excusa perfecta, argumentando que deben imponer más cantidad de regulaciones para “cuidar” a la sociedad de estafadores y de pérdidas cuantiosas de dinero. Exactamente lo que necesitan para conservar su poder.

La evolución tecnológica tiene tendencia hacia la autonomía (Internet de las cosas) dirigida por una inteligencia artificial (una red que va aprendiendo y que se adapta a las necesidades).

La piedra angular en el avance de la mejor tecnología está en la comunión de dos conceptos, la descentralización y la gobernanza. Será lo que defina cómo se desarrolla la industria cripto, desde el punto de vista humano.

Ojalá lleguemos pronto a ver modelos de gobernanza realmente descentralizados que demuestren su eficiencia respecto a las gobernanzas tradicionales, que ya sabemos lo que ostentan: la creciente corrupción.

La mejor herramienta que tenemos, como dije al principio, es nuestro cerebro, y emplearlo para aprender y desarrollar el entendimiento es lo mejor que podemos hacer.

No dejes que te tienten con la zanahoria. Por supuesto que el dinero es importante en nuestras vidas, pero por ello no creo que la mayoría de nosotros matemos a una persona si nos pagan dinero (dije, no creo que la “mayoría” lo haga).

La industria cripto es novedosa, y necesita su curva de aprendizaje, y si bien como toda industria prometedora, deja grandes ganancias al principio (recordemos las empresas “punto com” en el 2000), pero no debemos obnubilarnos por ello y perder de vista el potencial de usabilidad que tiene, más allá de lo inmediatamente económico.

No permitas que ese poder central te manipule con el palo y la zanahoria.

--

--

Researcher — ϚʁyptøWriter — Content Creator | Twitter @liberlion17 website: liberlion.com

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Li₿εʁLiøη

Li₿εʁLiøη

210 Followers

Researcher — ϚʁyptøWriter — Content Creator | Twitter @liberlion17 website: liberlion.com